MENSAJES

Amma (la santa de los abrazos)
Parte del discurso dado en el Vaticano

Todos los seres vivos son instrumentos en manos de la Divinidad.

La mente humana ha creado muchas divisiones. Debemos tender un puente de amor puro que todo lo abarque para romper esos muros de creación propia. Cualquier corazón endurecido se suavizará con el amor. El amor puede irradiar luz en la oscuridad más densa. El amor desinteresado transforma la mente: de un demonio que nos esclaviza a un instrumento que nos libera. Los que trafican y esclavizan a otros seres humanos son víctimas de una mente negativa. Sin ningún motivo oculto, los líderes religiosos deben crear un plan de rehabilitación que se base en el servicio desinteresado y la espiritualidad, que es la esencia de todas las creencias.

Hay dos tipos de educación: la educación para la vida y la educación por un sustento. Cuando estudiamos en la universidad, esforzándonos para ser médicos, abogados o ingenieros, eso es educación por un sustento. Por otra parte, la educación para la vida requiere comprender los principios esenciales de la espiritualidad. El verdadero objetivo de la educación no es crear personas que puedan entender solo el lenguaje de las máquinas, sino impartir una cultura del corazón; una cultura que se base en valores permanentes.

Los valores espirituales tienen que inculcarse a una edad temprana. Lo importante no es debatir si Dios existe o no. Lo importante es que la devoción y la fe en Dios nos ayuden a mantener buenos valores y la virtud en la sociedad. Debemos ver a la Divinidad en todos, y en todo lo que nos apoya y nos nutre, y desarrollar gratitud y compasión por la creación de Dios.

La espiritualidad empieza y culmina en la compasión. Si pudiéramos transformar la compasión de una mera palabra a un camino de acción, podríamos resolver el 90% de los problemas humanitarios del mundo. Hay dos clases de pobreza en el mundo. La primera se debe a la falta de alimentos, ropa y cobijo. La segunda es la pobreza del amor y la compasión. Debemos ocuparnos primero de esta última porque si sentimos amor y compasión, serviremos y ayudaremos de corazón a los que no tengan comida, ropa o cobijo.

Las pomadas que llevan antibiótico ayudan a curar las heridas externas. De manera similar, hay muchas clases de medicinas para tratar nuestros órganos internos. Pero solo hay una medicina que pueda curar las heridas de nuestra mente. Esa medicina es el Amor puro.

Que la compasión inherente a todos los seres vivos se despierte. Que todos desarrollemos el discernimiento para amar y respetar la vida y a todos los que viven a nuestro alrededor. Que nos demos cuenta de esa gran verdad. Que el dolor de los demás sea nuestro dolor y su felicidad nuestra felicidad. Que nos olvidemos de todo el dolor y el sufrimiento del pasado y perdonemos todo el daño que hemos sufrido. Que nos inclinemos en reverencia ante toda la bondad del mundo, y encontremos la felicidad eterna.



Madre Teresa de Calcuta
Es entre Tú y DIOS...

Da siempre lo mejor
Y lo mejor vendrá ...
A veces las personas son egoístas, ilógicas e insensatas ...
Aún así perdónalas
Si eres amable, las personas pueden acusarte de egoísta e interesado ...
Aún así sé gentil .
Si eres un vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos ...
Aún así Vence .
Si eres honesto y franco, las personas pueden engañarte ...
Aún así sé honesto y franco .
Lo que tardaste años para construir, alguien puede destruirlo de una hora para otra ...
Aún así ... Construye .
Si tienes paz y eres feliz, las personas pueden sentir envidia...
Aún así ... Sé feliz .
El bien que hagas hoy, puede ser olvidado mañana ...
Aún así ... Haz el bien .
Da al mundo lo mejor de tí, aunque eso pueda nunca ser suficiente ...
Aún así ... da lo mejor de ti mismo.
Y recuerda que, al fin de cuentas ...
Es entre Tú y DIOS ...
Nunca fue entre Tú y ellos ...!



Dadi Janki (maestra perteneciente a la fundación Brahma Kumaris)
La obra de vida

Cada momento que pasa
es como un acto en una obra de teatro,
Nosotros somos los actores,
que interpretamos muy bien nuestros papeles.

Un actor no se dedica a criticar continuamente el papel del otro actor.
Simplemente se concentra en su propio papel
para interpretarlo lo mejor que puede.

Esta obra de la vida es eterna, predestinada y precisa.
Lo que sea que cualquier otro diga y haga es su papel
no el mío.
Mi tarea es interpretar mi papel correctamente.

Los pensamientos correctos reestablecen lo correcto en la obra entera.
Intenta desapegarte de tu papel
y experimentar la verdad que hay, detrás del papel.
Descubrirás que aprecias
cada instante de tu papel
y también la obra.

Y hallarás la respuesta a la pregunta: “¿Por qué ha sucedido esto?”



Mahatma Gandhi

Sé firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal. Pero sé paciente, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato.


Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno.


Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas.
Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura.


No seas esclavo del pasado y los recuerdos tristes. No revuelvas una herida que está cicatrizada.


No rememores dolores y sufrimientos antiguos. ¡Lo que pasó, pasó!
De ahora en adelante procura construir una vida nueva, dirigida hacia lo alto y camina hacia delante, sin mirar hacia atrás. Haz como el sol que nace cada día, sin acordarse de la noche que pasó. Sólo contempla la meta y no veas que tan difícil es alcanzarla.


No te detengas en lo malo que has hecho; camina en lo bueno que puedes hacer.


No te culpes por lo que hiciste, más bien decídete a cambiar. No trates que otros cambien; sé tú el responsable de tu propia vida y trata de cambiar tú.
Si tu felicidad y tu vida dependen de otra persona, despréndete de ella y ámala, sin pedirle nada a cambio.


Desparrama en todas partes la alegría que hay dentro de ti. Que tu alegría sea contagiosa y viva para expulsar la tristeza de todos los que te rodean. La alegría es un rayo de luz que debe permanecer siempre encendido,
Si en tu interior hay luz y dejas abiertas las ventanas de tu alma, por medio de la alegría, todos los que pasan por la calle en tinieblas, serán iluminados por tu luz.


Trabajo es sinónimo de nobleza. No desprecies el trabajo que te toca realizar en la vida. El trabajo ennoblece a aquellos que lo realizan con entusiasmo y amor. Da valor a tu trabajo, cumpliéndolo con amor y cariño y así te valorarás a ti mismo.


Dios nos ha creado para realizar un sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo.


No te des por vencido, piensa que si Dios te ha dado la vida, es porque sabe que tú puedes con ella.


El éxito en la vida no se mide por lo que has logrado, sino por los obstáculos que has tenido que enfrentar en el camino.


Tú y sólo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros y esas decisiones son de lo que se trata la vida.


“Que este día sea el mejor de tu vida".



Rumi
Sin expectaivas

Un espíritu que vive en este mundo
y no viste la camiseta del amor,
tal existencia es una profunda desgracia

Piérdete tontamente en el amor,
porque el amor es todo lo que hay.

No hay mas camino hacia la presencia
sino a través de un intercambio de amor

Si alguien pregunta, ¿Pero qué es el amor?
responde: Disolver la voluntad.

La verdadera libertad viene a aquellos
que han escapado de las preguntas
de libre albedrío y el destino.

El amor es un emperador.
Los dos mundos juegan a través de él.
El apenas si nota el juego de volteo / de dar vueltas/ de caerse

Amor y amante viven en la eternidad.
Otros deseos son sustitutos
para ese modo de ser.

Cuanto tiempo te echas abrazando un cadáver
En su lugar ama al alma,
la cual no puede abrazarse/tomarse/agarrarse

Cualquier cosa nacida en primavera muere en otoño,
pero el amor no es estacional.

Con el vino prensado de uvas,
se espera una buena resaca.

Pero este camino de amor no tiene expectativas.
Usted esta incómodo viajando en el cuerpo?

Desmonte. Viaje más ligero.
Se le darán alas.

Sea claro como un espejo
que refleja que nada refleja.

Esté limpio de imágenes y la preocupación
que viene con ellas.

Contemple aquello que no se avergüenza
ni siente temor de verdad alguna

Contenga todos los rostros humanos en el suyo propio
sin ningún juicio sobre ellos.

Sea puro vacío.
¿Qué hay dentro de eso? usted puede preguntar
El silencio, es todo lo que puedo decir.

Los amantes tienen algunos secretos
que conservan.



Malaquías (2:10)
Unidad

Una Luz ilumina todo el universo.

En el invierno, cuando la luz natural es escasa, muchas tradiciones religiosas celebran días de fiesta con luces artificiales. La fe es representada como nuestro consuelo en la oscuridad. Tan variadas como pueden ser las celebraciones, todas reconocen la única Luz que ilumina todo el universo.
Todos somos chispas de la única Luz. Al apreciar la Luz en cada uno de nosotros, disipamos la oscuridad de la separación. Al reconocer que todos somos rayos de la misma Luz, las barreras desaparecen y vemos a cada persona como la imagen y semejanza de Dios.
Al vivir en unidad y permitir que nuestras luces resplandezcan, disipamos la oscuridad del temor, la ignorancia y la escasez. Nada es más fuerte que la Luz de Dios que resplandece en cada uno de nosotros.

¿No nos ha creado un mismo Dios?




La Compasión

Buscamos, y terminamos encontrando aquello que buscábamos y mucho más. Buscamos cosas pasajeras, e incluso si en esa búsqueda se nos sorprende con la aparición de algo permanente, lo tomamos como algo pasajero.
Usamos las cosas y las descartamos. Usamos nuestras bellas virtudes solo con algunos, pero con otros las negamos. No estamos educados para ser carismáticos, sin embargo todos los somos.

La compasión es un estado interno derivado del Amor incondicional que lleva a la acción en pos del bienestar común (uno mismo y de los demás). Es un atributo que puede ser aplicado en cualquier circunstancia, preserva la paz en uno y trae alivio a otro/s. Alivio, es no aumentar el dolor que ya puede estar existiendo, suavizarlo si fuese posible desde una comprensión empática y en el mejor de los casos accionar más concretamente para erradicar el motivo de sufrimiento.

Para el estado de compasión plenamente desarrollado no existe diferencia entre el sufrimiento de los que llamamos “nuestros seres queridos” y el resto de la familia humana, por lo tanto los ojos del corazón están mirando a todos por igual. Pero por supuesto, para comenzar a practicarla es más sencillo empezar por lo pequeño y realizable: uno mismo, los seres más cercanos (familia, amigos, compañeros de trabajo y/o estudio) para luego expandir los horizontes.

La compasión alquimiza la violencia en todas sus formas.
El que sufre está violento y su violencia es una forma de reclamo. Reclamo de “Amor”. Compasión, perdón, servicio y generosidad son hermanos “de sangre”.

La compasión lleva a la sanación:

- Recordar sin dolor; recordar con gratitud; recordar con compasión por lo que fuimos y por lo que fueron los demás; recordar el amor y las lecciones subyacentes en esas situaciones.

- Ver lo real; de que se trataba realmente; no lo que creíamos que se trataba.

- Si la mente aún está densa y vibrando en el “yo” solo veremos al otro como alguien que nos hizo sufrir (víctima); en el mejor de los casos ya no le echaremos la culpa por nuestro sufrimiento, sin embargo aún no estamos listos para expandir la limitada capacidad de amar e ir al encuentro (físico y/o mental) de ese Humano-Alma-Ser, mirarlo a la profundidad de sus ojos y experimentar el único amor posible, el del corazón. El otro nos entrega la oportunidad de ser mejores personas, de refinar nuestra personalidad, de poner en marcha los mejores atributos del alma. El otro es Dios-Vida-Amor, en forma humana.

Om Shantih
Mirabai Devi Ma



Del miedo al amor


Miedo a no ser amados
Cuando alguien nos dice algo que “evaluamos y sentimos” como “hiriente” intentaremos defendernos de una amenaza imaginaria. La amenaza de no ser amados. Como aún no amamos en plenitud, pensamos y sentimos que el otro no acepta ni ama un aspecto de nosotros; aún no podemos dejar el miedo a un lado y hacer prevalecer el amor que integra todos los aspectos, sin tomar lo que dicen como algo personal o en contra de uno. El otro habla desde su posibilidad de amar y uno lo escucha desde su posibilidad de amar. Cuanto mas desarrollados en el amor estemos, menos hirientes sentiremos las palabras del otro y menos hirientes serán nuestras palabras. Si a las palabras disonantes del otro le respondo con la misma calidad de disonancia, estoy en presencia de mis miedos y mis sufrimientos no reconocidos, ni aceptados, ni resueltos; a su vez estamos en presencia de una nueva oportunidad de accionar distinto. Si lo logramos, aunque sea un poco en un primer intento, el miedo es sumergido en el fuego depurador del Amor, eso se siente como Tapas (acción purificadora) Cada vez que accionamos de este modo hay otro dolor; el dolor que sucede porque la coraza del corazón se parte, se abre…..esa coraza pesa y al abrirse empezamos a sentir mas liviandad, y así el verdadero Amor comienza a ser protagonista en nuestras relaciones.

Es fácil arreglar el jardín con “amor”, cocinar con “amor”, limpiar con “amor”… ni el jardín, ni la comida, ni los artículos de limpieza nos hablan verbalmente… Hacer silencio amoroso cuando el otro está diciendo algo agresivo, hablar con dulzura de un tema delicado, expresar a otro nuestra verdad mas profunda con Amor, mirar dulcemente a los ojos del que nos ha dicho algo molesto, abrazar con cuerpo y alma al que nos trató mal diciéndole “gracias, te quiero mucho”.

Miedo a la muerte
En la ignorancia de saber quien soy, temo a la muerte. Si creo que soy un cuerpo seguramente moriré, y como mas allá de si estoy a gusto o no con este cuerpo, él me permite vivir cosas placenteras, tendré miedo a que desaparezca, porque con él desaparecen los placeres……en incluso desaparecería la mente y el placer de soñar, imaginar, pensar lindo o pensar feo. Ante la falta de experiencia de la verdadera felicidad, me aferro a las “felicidades” bipolares o momentáneas y me la paso temiendo…..temo que se muera el placer o lo que creo que me da placer (cuerpo-mente), y temo que venga el displacer. La vida se convierte en un miedo constante, cuando en verdad la Vida debería ser sinónimo de “revelación de quien soy”. Soy inmortal, Soy feliz, Soy completo, Soy.

Por tal motivo, la importancia de prácticas, actitudes, valores, decisiones.

Om Shantih
Mirabai Devi Ma




La amistad del alma

Hay unas palabras sánscritas que dicen “Om Mitraya Namah” y que significan: Reverencio al Amigo de todos.  ¿Quien es el amigo de todos? Dios en nuestro corazón, o, el Amor Divino del Ser.

Generalmente nos referimos a la amistad desde una relación humana y nos olvidamos de la presencia álmica.  Sin embargo es imposible esta desvinculación. Todo encuentro humano es generado por el alma, es un encuentro de alto contenido espiritual; y el alma generará tantos encuentros como sean necesarios hasta que vivenciemos verdadera amistad: Amistad Divina.

La amistad humana está basada en reclamos y transacciones relacionadas con las necesidades del pequeño yo. Sin embargo hay otra amistad en la cual uno reconoce el propósito álmico y la relación se basa en eso.

En el caso de querer formar una amistad solo humana, hay condición y en consecuencia sufrimiento y distanciamiento hacia el otro. Nos perdemos la oportunidad de ver aspectos de Dios en ese hermano/a.

El reconocimiento y experiencia de hermandad nos permite vivir las diferencias con alegre aceptación y poner amor para acomodarlas, sin por ello tener que forzar la continuidad de relaciones; esto es Unidad en la diversidad.

Los humanos somos “almas humanas” no importa como nos llamemos, que edad o estatura tengamos, nombre o profesión, todos somos almas habitando cuerpos humanos; almas con propósitos que cumplir aquí donde estamos.
La amistad solo humana nos cierra a la bella experiencia de compartir sin competir, nos priva de la verdadera alegría, aquella que surge cuando entendemos que la Vida nos unió porque tenemos que hacer algo juntos, y que cuando ese “hacer juntos” se termina no tendremos que buscar ninguna excusa dolorosa para separarnos hasta un próximo encuentro.

La amistad basada en el alma es auténtica, sin desmerecimiento del aspecto humano; esto la convierte en servicio, y carece de sufrimiento.  Si esto no sucede entonces no estamos en presencia de la amistad, sino del ego que nos dice que algunos son  amigos y otros no.

Cuando el alma evoluciona brilla mas la luz de Dios, entonces la amistad no consta en alagar, en competir, en criticar, en pretender, sino en “compartir, disfrutar y hacer juntos”; y todos son nuestros amigos, incluso aquellos cuya mente aún no nos considera como tal. Cuando el alma evoluciona le entregamos todo el contenido mental a la Divinidad en pos de que nuestras relaciones no se basen en lo que “yo quiero o yo necesito” sino en lo que debe ser;…claro que a partir de allí seremos amigos “diferentes” y no todos lo entenderán.

Que todos seamos bendecidos para realizar la esencia de la Amistad: el Amor.

Om Shanti